Noticias

04/03/2021 - 11:45 General

El proyecto denominado “Retinoscopio Abierto” acaba de publicar uno de sus estudios de validación en la prestigiosa revista científica “Journal of Telemedicine and Telecare”, demostrando su aportación como dispositivo diagnóstico de valor en tiempos de COVID-19.


El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe en colaboración con la Fundación Pública Andaluza para la Gestión de la Investigación en salud de Sevilla (FISEVI), está llevando a cabo desde el año 2014, un proyecto de innovación denominado Retinoscopio Abierto. Se trata de un dispositivo médico que, acoplando diferentes smartphones, permite captar imágenes y videos de la retina de un paciente, con mayor calidad y campo visual que las herramientas exploratorias convencionales, pudiendo servir como puerta de entrada a sistemas de teleoftalmología para patologías de polo posterior del ojo.

“Durante los últimos años, hemos contacto con la ayuda y colaboración no sólo de la Dirección del hospital sino de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE 2017) y del Programa IDEA2 Global MIT (2018) que nos ha llevado a recibir formación y mentorización en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Boston, Estados Unidos”, explica Florencio González investigador principal del proyecto.

En 2018, el proyecto fue seleccionado en la convocatoria de ayudas a la innovación de la Fundación La Caixa, dentro del programa CaixaImpulse, lo que permitió un fuerte avance en el desarrollo de este proyecto y contar con el respaldo económico para poder llevarlo a cabo.

“Durante este último periodo, hemos conseguido la Concesión de la Patente en Estados Unidos, un hito de gran importancia para el proyecto y estamos tramitando también la concesión de la patente en Europa. Además, hemos validado el Retinoscopio Abierto en el diagnóstico de diferentes patologías retinianas (como la retinopatía diabética) y en diversos ámbitos (consultas de oftalmología o consultas de urgencias), con unos magníficos resultados.  Estos avances han sido recientemente publicados y respaldados por la prestigiosa “Journal of Telemedicine and Telecare”, una revista científica internacional, lo que a dota a nuestro proyecto de un importante aval científico”, explica el Dr. González.

En estos momentos, el proyecto avanza en la regulatoria del dispositivo y cuenta con un Plan de Negocio, un Estudio de Viabilidad y un Informe de Asesoramiento legal sobre gestión de las patentes y finalización de transferencia tecnológica.

“Con todo este camino recorrido y el desarrollo de una APP que permite gestionar las imágenes obtenidas por el retinoscopio y asociarla a información clínica de los pacientes, tenemos la base para poder ofrecer una plataforma de Teleoftalmología, basada en el uso de smartphones acoplados a nuestro dispositivo, para pacientes con patologías de polo posterior del ojo, que podría ser muy útil en tiempos de pandemia Covid-19, evitando desplazamientos innecesarios de pacientes a entornos no seguros”, afirma el investigador.

Actualmente el equipo de investigación está llevando a cabo un Plan de Transferencia de tecnología, buscando posibles licenciatarios de esta tecnología. “El objetivo último de nuestro proyecto es mejorar la atención oftalmológica a nivel global, universalizando la teleoftalmología basada en el uso de los smartphones acoplados al Retinoscopio Abierto, para llevar la atención oftalmológica de polo posterior a entornos no especializados, en cualquier parte del mundo”, concluye Florencio González.