Atención intermedia

«La Atención Intermedia se adapta a los ritmos y fragilidad de las personas mayores»

Sebastià J. Santaeugènia Gonzàlez. Director general del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, en Sant Boi de Llobregat

La Atención Intermedia nace en el Reino Unido con el objetivo de mejorar la atención a personas mayores o en la etapa final de vida. En los últimos años, los hospitales de agudos tienen un reto importante que es la ocupación de camas por parte de personas mayores, con enfermedades crónicas avanzadas o en su etapa final de vida. Estas personas, a menudo, necesitan recuperaciones largas porqué el simple hecho del ingreso genera en ellos los conocidos efectos adversos a la hospitalización, que están íntimamente ligados a la fragilidad de la persona.

En el Reino Unido, el 25% de las camas están ocupadas por personas de más de 65 años y una parte importante de estos pacientes padecen algún tipo de demencia. Dentro del sistema de salud, los hospitales de agudos están pensados para dar respuestas rápidas a problemas de salud y devolver al paciente rápidamente a su casa. ¿Qué pasa con las personas mayores? Pues que en el momento en que se ataca un problema aparecen síntomas ligados no sólo al problema inicial, sino también a los efectos de la hospitalización.

La Atención Intermedia ofrece dispositivos alternativos a la hospitalización convencional

La Atención Intermedia ofrece dispositivos alternativos a la hospitalización convencional. Si tengo una persona mayor o en situación de final de vida en un dispositivo de cribaje tengo que plantearme si, realmente, es necesaria la hospitalización, y si necesito la tecnología, los especialistas en diagnóstico o los dispositivos de curas intensivas o de reanimación que me ofrece el hospital, para dar la mejor atención al paciente. Si no necesito ni una cosa ni las otras y puedo garantizar atención paliativa a domicilio o en residencia, o en centros sociosanitarios o de convalecencia y larga estancia, libero una parte importante de las camas del hospital (entre el 20% i el 30%) que, de lo contrario, quedarían ocupadas durante largos períodos, y además, evito los efectos de la hospitalización en el paciente.

A menudo, pueden aparecer síndromes geriátricos (delirium, incontinencia, infecciones repetitivas, caídas…). Aparecen en cascada y alargan el proceso de recuperación. Al final, se necesitan más días para solucionar un mismo problema y esto provoca el colapso en los hospitales. Es lo que pasó en Reino Unido con los denominados bed blockers. Sabemos que las recuperaciones en personas de más de 65 años son mucho más largas que en adultos y jóvenes y, además, tenemos un problema de falta de apoyo social.

Nosotros tenemos una experiencia de más de veinte años con unidades de convalecencia, larga estancia, psicogeriatría y curas paliativas. Precisamente, esta experiencia es una oportunidad para que San Juan de Dios pueda liderar el sector de la Atención Intermedia en España, facilitando la atención especializada, geriátrica y paliativa fuera de los hospitales de agudos. La Atención Intermedia es un problema de presente y de futuro. Diferentes análisis demuestran que cada vez va a ser mayor el número de pacientes mayores ingresados en los hospitales y que van a padecer los efectos adversos de la hospitalización. Avanzamos hacia el problema que ya detectaron hace años en el Reino Unido con los denominados bed blockers, pero tenemos el conocimiento y la experiencia para ofrecer una solución.

Exactamente… que incluye la atención a los más vulnerables que, en este caso, son las personas mayores, con enfermedades crónicas avanzadas o en situación de final de vida.

Hace unos meses hemos puesto en marcha un equipo en el servicio de Urgencias del Hospital de Sant Boi que valora a cada paciente mayor y decide si se le ingresa, se le da un servicio de atención domiciliaria o se le deriva a las unidades de convalecencia y larga estancia.

*Entrevista publicada en la Revista San Juan de Dios nº9.

SOLIDARIDAD

¿Nos ayudas a ayudar?


Tu ayuda se presta desde los 80 centros de San Juan de Dios repartidos por la geografía española, y por ello, te pedimos que nos facilites tu código postal, para poder remitirte a la Obra Social más próxima a tu zona.