La Campaña del Superior General de San Juan de Dios mejorará la salud mental en Senegal

18 marzo 2024

Este mes de marzo se inicia la Campaña del Superior General de la Orden Hospitalaria, que este año lleva por lema “No puede haber salud sin salud mental”. Los fondos que se recauden de aquí a marzo de 2025 se destinarán a la construcción de un centro de atención primaria en la ciudad de Kolda, al sur de Senegal, donde no existen recursos para las personas que sufren enfermedad mental.

Las aportaciones y el seguimiento de la campaña se canalizarán, como es habitual, a través de Juan Ciudad ONGD, la organización de cooperación internacional de la Provincia San Juan de Dios de España.

El objetivo del proyecto consiste en disponer de instalaciones para mejorar la atención de salud mental a población vulnerable que se encuentra desatendida, al vivir en zonas remotas donde no hay centros de atención psiquiátrica. Un paso que permitirá poner en marcha un programa de atención, prevención y educación sobre los riesgos asociados a las enfermedades mentales, prestando apoyo y sensibilizando a comunidades desfavorecidas.

La Orden llegó a Senegal en 1975 por invitación del obispo diocesano, e inició su misión en el Hospital San Juan de Dios de Thiès. Unos años más tarde, dadas las necesidades, los Hermanos se dedicaron a ayudar a personas que sufrían trastornos o enfermedades mentales con la fundación de un centro en Thiès en 1995. Siete años más tarde, con un índice de ocupación muy elevado y un gran número de pacientes, el reto fue abrir otro centro en Fatick, à 120 km de Thiès, en 2003.

Desde el principio, los dos centros han ofrecido consultas de salud mental abiertas a todos y un centro de hospitalización para quienes lo requieran, así como acogida, tratamiento y rehabilitación para los pacientes. Años más tarde, ambos centros iniciaron la deslocalización de la atención primaria de salud mental, hacia el norte y este del país, con equipos sanitarios especializados que visitan distintas localidades, para acercar la atención a la población. El motivo es que los beneficiarios de los servicios de los centros de San Juan de Dios viven en zonas alejadas de las instalaciones de salud mental existentes.