San Juan de Dios de Santurtzi invierte 1,4 millones de euros en mejorar sus infraestructuras para una mejor atención sanitaria

9 julio 2024

Entre 2023 y 2024, el Hospital San Juan de Dios de Santurtzi ha efectuado la reforma de sus quirófanos y la renovación de la instalación de climatización y de la imagen exterior de su fachada oeste.

Con el fin de adecuar las instalaciones quirúrgicas a los más avanzados estándares de calidad y seguridad clínica, así como a los cambios normativos y a las nuevas necesidades previstas, el Hospital San Juan de Dios de Santurtzi ha efectuado entre 2023 y 2024 la reforma de sus quirófanos y la renovación de la instalación de climatización y de la imagen exterior de su fachada oeste.

El valor total de las mejoras ha ascendido a 1.400.000 euros, siendo Krean Group la firma elegida por el Hospital San Juan de Dios para la redacción del proyecto de ejecución y la dirección de obra.

San Juan de Dios de Santurtzi invierte 1,4 millones de euros en mejorar sus infraestructuras para una mejor atención sanitaria

Tal y como destaca Vicente Fernández Zurita, director gerente del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi, «se trata de una inversión necesaria para aumentar nuestros estándares de calidad y seguridad clínica, así como adecuarnos a los cambios normativos y a las nuevas necesidades previstas en nuestros planes de futuro. En definitiva, una inversión que redunda en una mejor atención para las personas que confían su salud al Hospital San Juan de Dios de Santurtzi».

Por su parte, según se señala desde Krean, la reforma del exterior de la fachada oeste para albergar las nuevas climatizadoras de quirófanos y esterilización han debido ubicarse en el exterior del edificio principal debido a su gran volumen espacial.

Dado que la dimensión de estos equipos genera un impacto visual importante, al tratarse de un edificio protegido, se planteó la integración del nuevo equipamiento con un elemento acorde a las características de la actuación, sirviendo también como protección acústica, de modo que las zonas protegidas no se vieran afectadas.

Así, se instaló una envolvente que se desarrolla con un doble recubrimiento, formado por un panel acústico y un revestimiento de chapa de acero corten —perforada y plegada—, que permite ocultar las instalaciones y ofrece una nueva imagen hacia el exterior.

El acero corten es un material asociado con actuaciones de rehabilitación y es habitual ver edificaciones históricas con intervenciones nuevas en este material. Asimismo, se potencia la imagen del centro hospitalario ya que la nueva fachada funciona como soporte de la imagen corporativa mediante la incorporación del logotipo y las letras corpóreas. Además de lo anterior, se ha incorporado una nueva iluminación nocturna de las fachadas.