5.000 personas voluntarias integran la red de Solidaridad

Donan su tiempo prestando apoyo a personas vulnerables a través de los centros de la Orden Hospitalaria, en sus diferentes ámbitos de actuación: hospitalario, social, discapacidad, salud mental y mayores.

La acción del voluntariado es fundamental para la Orden de San Juan de Dios en el abordaje de situaciones de vulnerabilidad, ya sea por cuestiones sanitarias o sociales. La directora del Departamento de Voluntariado de San Juan de Dios España, Gracia Polo, explica que “para la Orden es un orgullo poder contar con un equipo de estas dimensiones en todo el territorio español, porque gracias a su labor, las personas a las que atendemos tienen una atención cálida y humanizadora que va mucho más allá de asistirles técnicamente con todos los recursos de los que disponemos. En definitiva, realizan una maravillosa labor altruista y solidaria que hay que poner en valor y agradecer, ya que promueve el cambio social al que aspiramos”.

Dentro del área de Solidaridad, San Juan de Dios cuenta con un departamento de Voluntariado, integrado por 3.300 personas que han decidido ofrecer su tiempo y esfuerzo a realizar labores que mejoren la vida de los que más lo necesitan en los centros de la Institución. Estas tareas las desarrollan con personas que reciben atención en los ámbitos hospitalario, social, de salud mental, de discapacidad intelectual, infancia, personas mayores, cooperación internacional y obra social.

El voluntariado de San Juan de Dios realiza una labor principalmente de acompañamiento y soporte emocional a las personas, pero también les ayudan con gestiones y visitas médicas. Además, muchos de ellos colaboran en los programas de respiro familiar, prestando apoyo en los servicios de los centros de San Juan de Dios, en los talleres ocupacionales y colaboran con los profesionales en los procesos terapéuticos. Son también ellos quienes prestan apoyo en actividades lúdicas y de entrenamiento, de ocio y tiempo libre de las personas a las que atiende la Orden y quienes colaboran con el Servicio de Atención Espiritual y Religiosa (SAER) de San Juan de Dios. Además, realizan labores de intervención, información y asesoramiento.

Por otro lado, la Orden Hospitalaria cuenta también con un voluntariado de gestión y sensibilización integrado por personas que colaboran en el apoyo en tareas de asesoría, administrativas y logísticas, en la organización de eventos, en la captación de fondos y recursos y en actividades de difusión y sensibilización social.

Además de este voluntariado de acción continuada, anualmente colaboran con la Orden Hospitalaria 1.700 personas que prestan su apoyo voluntario y puntual en determinados programas o proyectos, siempre enfocados a mejorar la situación de personas que atraviesan situaciones de enfermedad o extrema vulnerabilidad.

El voluntariado nacional e internacional se reinventa con la Covid-19

Durante la pandemia de la Covid-19, el voluntariado de San Juan de Dios en España, está volcado en dar respuesta a situaciones de aislamiento, extrema vulnerabilidad, soledad en personas mayores, carencia de alimentos y productos de higiene y atención a la infancia, entre otras acciones, y han tenido que adaptarse a la no presencialidad, personándose en los centros solo para las intervenciones más urgentes.

En este contexto, el voluntariado ha puesto en marcha acciones que, junto a las nuevas tecnologías, han favorecido nuevos vínculos afectivos y de ayuda a través de videoconferencias, juegos online por equipos o talleres virtuales.

La pandemia también obligó a frenar el desplazamiento de los voluntarios internacionales al territorio. Juan Ciudad ONGD, que gestiona este programa, puso en marcha a mediados de 2020 una iniciativa de voluntariado online que se ha desarrollado en centros de Perú, Bolivia, Chile y Colombia en formato de talleres, sesiones formativas y de asesoramiento, y otras de intercambio de información y experiencias.