Atención intermedia

Nofre Sans: «Sant Joan de Déu es un puente para tratar a las personas mayores con un proceso crónico»

Francisca, una paciente de perfil geriátrico, ha estado ingresada en el Hospital Sant Joan de Déu de Palma en varias ocasiones. Dos de ellas fueron debido a fracturas, otra para recibir atención en el Hospital de Día y la última debido a demencia senil. Casualmente su hijo es Nofre Sans, jefe del servicio de prestaciones y cartera de servicios en el Ib-Salut (el servicio de salud de las Islas Baleares), siendo responsable de las acciones concertadas (convenios singulares) de este organismo público.

Junto a él dialoga el Dr. Joan Carulla, director gerente, desde el año 2007, de los Hospitales SJD de Palma y de Inca, y del Centro de Rehabilitación de Palma, además de gerente de la Fundación de Servicios Sociales Sant Joan de Déu de Mallorca. Ambos son médicos de profesión, pero Joan Carulla ha centrado su carrera profesional en la gestión, aunque en sus inicios trabajó como médico en Atención Primaria y Urgencias. Como gerontólogo clínico participó en la creación y desarrollo del Programa “Vida als Anys” en Cataluña. En esta Comunidad trabajó para el Servei Català de la Salud (SCS), donde ocupó diversos cargos de dirección y gestión. Antes de desembarcar en Sant Joan de Déu, fue gerente de la Región Sanitaria de Tarragona del SCS y delegado de Sanidad.

Con mucho conocimiento a sus espaldas, Joan y Nofre debaten sobre la atención intermedia, un modelo de atención que va más allá de la atención sociosanitaria tradicional, enfocada a personas de edad avanzada y que no se da ni en la Primaria ni en un hospital de agudos. Generalmente, este perfil de pacientes acude varias veces al año a las urgencias de los hospitales porque padecen reagudizaciones recurrentes derivadas de su enfermedad. Requieren una estabilización de estas crisis y muchas veces recuperación de sus secuelas.

En palabras de Nofre, “Sant Joan de Déu es un puente para tratar a aquellas personas mayores con un proceso crónico. Antiguamente teníamos que ir al hospital de referencia y podíamos estar tres días en urgencias. Era un auténtico calvario con unas consecuencias para el paciente que podían derivar en desorientación, alucinaciones, etc.”. “Es que los hospitales tienen tendencia a centrarse en la enfermedad, no en el enfermo, el alma mater de nuestra Orden Hospitalaria”, le recuerda el Dr. Carulla, “intentas centrarte más en la funcionalidad que en la enfermedad, y trabajar todo aquello que pueda aportar autonomía y calidad de vida al paciente”.

“Estoy de acuerdo contigo. Buscas volver a la funcionalidad más cercana o parecida que tenías antes de sufrir la enfermedad. En Baleares tenemos suerte de contar con este Hospital, que ha favorecido el desarrollo de un ‘Plan de cronicidad’. Sin él, tendríamos lógicamente los hospitales de agudos y las residencias, pero no son el recurso idóneo para los casos de los que hablamos”.

Joan Carulla: Desde Sant Joan de Déu hemos apostado fuerte en Baleares por un tipo de atención especializada en geriatría, neurorrehabilitación y promoción de la autonomía personal

“Es que un hospital intermedio o para enfermos crónicos no es un cajón donde colocar pacientes. Es el recurso especializado imprescindible y necesario entre la Atención Primaria y la hospitalaria de agudos. En nuestros Hospitales de SJD en Mallorca estamos especializados en geriatría y en rehabilitación, con una cartera de servicios muy amplia y unos profesionales muy preparados. Damos mucha importancia a recuperar la máxima autonomía de nuestros pacientes”.

Si bien es imprescindible un modelo sanitario integrado, como el de Baleares, donde Sant Joan de Déu forma parte de la Red Sanitaria Pública, no todas las Comunidades Autónomas lo visionan de la misma manera, “sin programas de atención a la cronicidad, atención intermedia, etc”, coinciden ambos interlocutores. También están de acuerdo en la importancia de la identificación de los pacientes crónicos complejos y crónicos avanzados y de una ruta asistencial que garantice la continuidad de cuidados.

“Cuando yo estudiaba medicina -continúa hablando Nofre- me decían que la salud no es solo la ausencia de la enfermedad, es una forma de vivir. Este tipo de hospitales no se pueden ver como hospitales para ir a morir, todo lo contrario. Yo hace muchos años no creía en la geriatría, pero me he dado de bruces. Por mi experiencia profesional y personal, y con la enfermedad de mi madre, me he dado cuenta de la necesidad de estos servicios especializados de atención intermedia. Estos centros y los médicos y enfermeras especialistas en geriatría son totalmente necesarios en nuestro sistema sanitario. Hace unos años, si tenías un ictus, acababas en casa con una hemiplejia, ahora en un hospital intermedio se minimizan las secuelas gracias a una rehabilitación específica”.

Nofre Sans: Sant Joan de Déu ha favorecido que tengamos un ‘Plan de Cronicidad’ en nuestras Islas

“Nuestro Hospital es un referente en neurorrehabilitación. Trabajamos las secuelas de un ictus más allá de los primeros días. No es cierto lo que a veces se dice que lo no recuperado en los primeros 15 días ya no se puede recuperar. En Sant Joan de Déu hemos demostrado que se puede mejorar trabajando intensamente más tiempo y para nosotros es un éxito que un paciente recupere una cierta autonomía en las cosas importantes y cotidianas del día a día”. “Joan, yo siempre he pensado que en Baleares tenemos una maravilla con este Hospital de Sant Joan de Déu”. “Es que hemos apostado fuerte por esto, Nofre y la Administración ha creído en nuestro modelo”, se dicen con complicidad ambos interlocutores, mostrando su real convencimiento de la importancia de la atención intermedia.

“Esto es el futuro”, concluyen.

SOLIDARIDAD

¿Nos ayudas a ayudar?


Tu ayuda se presta desde los 80 centros de San Juan de Dios repartidos por la geografía española, y por ello, te pedimos que nos facilites tu código postal, para poder remitirte a la Obra Social más próxima a tu zona.